textos

Cuando tu web lleva años sin ver la luz por falta de textos (Houston, ¡tenemos un problema!)

“Anda, no me lo había planteado nunca, pero es cierto. Llevo mucho tiempo con la web en punto muerto porque no he acabado los textos. Sé lo que quiero decir, pero me cuesta expresarme y que quede como me gustaría. Creo que me lío y el mensaje no queda claro.”

Aunque parezca mentira… No, no es para ponerse colorado, si te has sentido identificado con estas líneas. Porque ya ves, ¡hay más personas a las que le ocurre exactamente lo mismo que a ti!

Hoy quiero compartirte algunos consejos para que veas cómo solucionamos los “retos” de este cliente (de quien no revelaré el nombre), de forma amena y para que puedas extraer tus propias conclusiones.

Manos al teclado… ¡y sal del bloqueo!

Cuando esto ocurre, es un síntoma claro de bloqueo. Es normal, entendemos que una web es a una marca, como su carta de presentación al mundo, su “lugar” donde recibir visitas y atender, como se merece a los posibles clientes.

Pues bien, esto suele crear, lo queramos o no, cierto estrés que nos hace dudar de todo. Por ello, lo primero es salir del agobio.

En este caso, la primera sesión que tuve con el cliente, sirvió justo para esto: salirnos de la rutina y conectar con la marca. Me encanta hacerles preguntas, pedirles que me cuenten historias o anécdotas, incluso que compartan conmigo fotos, etc.

Esto resulta que, a su vez, sirve para que se relajen, para que tomen confianza y te detallen al milímetro los entresijos de la marca. Además, casi por inercia, suelen aflorar todos los aspectos más importantes, que después formarán parte de los textos.

Tip: Si no cuentas con la ayuda de un profesional, trata de abrir un documento en blanco y escribir en él todo lo que se te ocurra acerca de tu negocio o marca. Sin pensar. A las bravas.

Las claves de tus textos: orden y simplicidad

El trabajo previo a redactar unos buenos textos web es básico para dar en clavo con el mensaje a transmitir y la forma de hacerlo, en función de a quién vayan dirigidos.

En mi proceso, suelo concretar con el cliente entre 2-3 mensajes principales y quizá 1-2 secundarios. Esto es, dejar claro qué es más importante a la hora de comunicar. De esta forma, estos mensajes nos ayudan a centrar qué queremos transmitir y cómo queremos ser percibidos.

Una buena pregunta, a modo de resumen, sería: si sólo pudieran decir una cosa de tu marca, ¿qué querrías que dijeran?

Tip: Si vas a hacerlo por tu cuenta, repasa el documento anterior, en el que habrás volcado todo lo relacionado con tu marca y subraya las palabras que consideras clave y resúmelas en 2-3 líneas. Ese es tu mensaje principal.

Pide una opinión externa

Suele ocurrir con en un sinfín de situaciones, pero ¿te ha pasado estar tan obcecado con algo, que a pesar de tenerlo delante de tus narices, eras incapaz de verlo?

Con los textos y lo que queremos decir sobre nuestra marca en la web, sucede lo mismo. Hay mil cosas que podríamos poner, por eso una buena estructura es básica, para evitar repetirnos como el ajoaceite.

En el caso de mi cliente, que contaba con todo un equipo, los textos fueron pasando de unos a otros, de modo que todos estuvieran a gusto y se sintieran representados por los textos.

Tip: Si no es tu caso, igual tienes solución. Envíaselo a alguien de confianza, pídele ayuda y haz sencillamente que lea tu borrador. Así él mismo, a través de su feedback, te irá diciendo si entiende lo que quieres decir, si porque te conoce podría añadir algo o, por contra, si quitaría algo, porque le parece irrelevante.

Y ahora, cuéntame… ¿tenemos un problema? Quizá haciendo repaso, te hayas dado cuenta de que tus textos web se te han hecho bola y no consigues tragarlos. Bueno, por partes.

Tienes dos opciones: o tratar de aplicar los consejos sencillos que te he compartido en este artículo o contar con un profesional que te guíe y te ayude, de una vez por todas, a que tus textos vean la luz.

Si eliges la segunda, ya sabes que puedes contar conmigo.

En tu caso, ¿qué es lo que peor llevas de tus textos web?

Conchi Sanjerónimo Domingo
hola@conchisanjeronimo.com

Storyteller y redactora web. Ayudo a pequeñas marcas a dar voz a sus ideas, a través de sus comunicaciones, para que juntos hagamos que el mundo avance. Me encanta hacer magia juntando letras y transmitir todas las historias, que aguardan ser contadas, tras una marca con personalidad.

No hay comentarios

Publica un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies