comunicar-tu-marca

Las fórmulas básicas para comunicar tu marca con eficacia

Hablar, expresarse, contar, compartir, escribir, redactar… En definitiva, comunicar tu marca. ¿Qué crees que significa?

Es un concepto amplísimo y da la sensación, cuando te aproximas por primera vez, ¡de que todo vale! Pues, nada más lejos de la realidad. Y es que, estoy convencida que si quieres comunicar, en realidad, lo que buscas más allá es conectar, establecer relaciones y llegar a más personas con tu mensaje, ¿cierto?

Es por eso que, desde la redacción web, la perspectiva se limita y “comunicar tu marca” se convierte en: estrategia, diferenciación y eficacia.

Bueno… ¡y mucho sentido común! Pero eso diría que es transversal a cualquier actividad profesional, negocio online, o sucedáneo que se le parezca, ¿no crees?

En este artículo, me gustaría:

  • Darte pautas sobre en qué enfocarte para comunicar tu marca desde el minuto uno ¡y que lo puedas hacer con garantías!
  • Y enseñarte las piezas o elementos básicos que te ayudarán a desarrollar una comunicación sencilla, pero eficaz.

¿Estamos? ¡Adelante, pues!

Cómo trabajar una comunicación eficaz

Vale, en más de una ocasión (¡por no decir siempre!), me habrás leído o escuchado decir que tengo la sensación de que me repito más que el ajo aceite. Sin embargo, hay ciertas premisas, en cuanto a comunicación eficaz, que no me da pena repetir, ¡porque parece que a todos, en algún momento, se nos olvidan!

Entonces, cualquier comunicación que hagas sobre tu marca o negocio es una oportunidad ¡que debes aprovechar de la mejor manera posible!

Es decir, cada uno de estos esfuerzos o acciones, requiere de un tiempo (de preparación, creación, etc.), incluso a veces de otros recursos, como el dinero, en caso de hacer publicidad de pago, que necesitas poder rentabilizar.

Por eso, puede que la mejor manera de aprovechar una oportunidad es dejándola ir, porque de esta forma, podrás centrarte en aquellas que sí van a aportarte valor real a tu marca y negocio.

De modo que, antes de comenzar siquiera a planear tu comunicación, lo primero que debes tener en cuenta y valorar es cuál es tu objetivo y entonces, trazar el camino más adecuado a tu marca (con sus recursos, circunstancias y otros pormenores) para llegar hasta él.

Para aprender más sobre objetivos de comunicación, aquí te dejo un artículo de Createria: https://createria.es/objetivos-de-comunicacion/

Fórmulas para comunicar tu marca

Como podrás imaginar, a la hora de comunicar tu marca, hay cientos de formas diferentes de hacerlo, todas ellas súper válidas. Por ejemplo, en este artículo de Andrés Pérez Ortega, tienes 10 ideas por las que puedes empezar.

Sin embargo, antes de que te lances, quiero compartir contigo algunos de los elementos básicos que debes preparar de antemano, para que cualquiera de estas ideas realmente te sea útil para tu estrategia de dar a conocer tu marca o posicionarte.

A continuación, encontrarás las fórmulas básicas, de menos a más, sobre las que tendrás que trabajar para conseguir una comunicación eficaz.

comunicar-tu-marca
Cuando apenas comienzas a presentar tu marca al mundo

Empecemos por lo básico. Lo primero es construir un mensaje de marca suficiente y atractivo. Tu presentación / descripción, en otras palabras.

Con “suficiente”, me refiero a que esté todo lo bien desarrollado o trabajado que se pueda, de modo que la información esencial de tu marca, quede bien condensada y su presentación sea clara.

Aquí tienes un artículo para que puedas profundizar en este tema: Cómo construir tu mensaje de marca.

Después, la idea es que tengas una mínima historia sobre tu marca. Para que, a la hora de que alguien te pregunte, no comiences por el principio de los días y la “batallita” se le haga eterna a la persona que se interesó por conocerte más.

Limítate a hablarle de tus orígenes, de la intención detrás de tu idea, o de tu visión y lo que te mueve a perseguirla.

Si pruebas a escribirla, ¡qué no pase de una hoja! ¿Crees que puedes? ¡Seguro que sí! Aunque quizá antes, tengas que utilizar bastantes borradores…

Y, de forma opcional, puedes construir un pequeño eslogan. Algo que te represente, que haga que los demás te recuerden fácilmente. No tiene porque ser nada sofisticado, estás empezando.

Pero puede que, a medida que vayas tratando con tu incipiente comunidad, o te vayas relacionando con más personas, te des cuenta de una expresión, una frase que siempre utilizas y que llama la atención de los demás.

Esta puede ser tu forma de comenzar a destacar, a diferenciarte y crear tu propio estilo.

Cuando quieres profesionalizar tu presencia online

Y en este momento, ¡toca ordenar y crear ese sello propio que nos dé el empujón!

Para este entonces, tendrás un montón de información, que habrás ido recabando. Muchas más ideas, más certezas y menos hipótesis sin contrastar (¡o ese sería el objetivo!)…

Por eso, para comenzar hay dos acciones básicas:

  • Definir tu voz de marca
  • Revisar y retocar las piezas anteriores para que sean coherentes

Es decir, para poder dar orden, tienes que haberte fijado en lo que te funciona y lo que no, lo que te hace sentir cómodo y lo que te sigue chirriando. Con todo ese conocimiento y por supuesto, las notas que espero hayas tomado, se trata de dar forma a una identidad textual que te ayude a comunicar tu marca con eficacia, a través de cualquier medio o formato.

Y es que, para generar confianza, certeza, autoridad y crear marca, necesitas coherencia.

¿Andas un poco perdido con esto de la voz de marca? Aquí tienes un enlace que te ayudará a resolver las dudas: https://conchisanjeronimo.com/voz-de-marca/

Con este trabajo hecho, la idea es que revises todos los elementos anteriores, para darles ese nuevo estilo y conseguir que transmitan más allá de las palabras, esto es: la personalidad de la marca.

ÚLTIMO PASO

Puede que llegados a este punto, ya tengas web o no, el caso es que tu marca ha ido creciendo, poniéndose fuerte y ahora tienes las cosas mucho más claras. Por eso, este sería el momento de profesionalizar tu web. De dar ese pasito extra y comenzar a construir una estrategia mucho más potente, que parta como centro de tu web.

Y, en este caso, ¡toca ponerse manos a la obra con los textos!

Ojo, me gustaría aclarar algo en este punto. Parece que una web se componga sólo de 3-4 páginas principales y poco más. Pero, a su alrededor, si la convertimos en nuestro campamento base, desde el que desarrollar el resto de nuestra estrategia de negocio, entonces incluirá:

  • landings de venta
  • un gestor de correo
  • secuencias, embudos, etc.

Así que, por favor, abre tu mente y empieza a tener una visión más global, a la hora de pensar en tu web y cómo desarrollarla.

Para ayudarte más, por aquí te dejo:

¡Ah! Y una última cosa, para los despistados que aún no tengan acceso. He desarrollado una guía interactiva, totalmente gratuita, para ayudarte a abordar el cómo y el cuándo del trabajo de tus textos, con consejos prácticos, recursos, descargables, etc.

Consíguela ahora, suscribiéndote a mi comunidad.

Ahora, ya tienes muchas más pistas para ir construyendo paso a paso tu camino hacia una comunicación mucho más eficaz de tu marca.

Me encantaría saber en qué momento te encuentras ahora, cuál será o es tu próximo paso y dónde encuentras tus mayores “retos”. Te leo en los comentarios.

Conchi Sanjerónimo Domingo
hola@conchisanjeronimo.com

Storyteller y redactora web. Ayudo a pequeñas marcas a dar voz a sus ideas, a través de sus comunicaciones, para que juntos hagamos que el mundo avance. Me encanta hacer magia juntando letras y transmitir todas las historias, que aguardan ser contadas, tras una marca con personalidad.

No hay comentarios

Publica un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies